Qué es la tendinitis rotuliana y cuál es su tiempo de recuperación


Actualizado: 17 marzo, 2022 | CentroGF |
Comparte este artículo

La tendinitis rotuliana, también llamada rodilla de saltador, es otra de las muchas lesiones que, si bien son más frecuentes entre algunos deportistas, pueden afectar a cualquier persona, interfiriendo con la vida diaria como sucede con la fascitis plantar.

Persona tocándose la rótula por dolor

Indice de Contenido

Como en el caso de la fascitis plantar, la tendinitis rotuliana requiere un tiempo de recuperación variable, determinado por la gravedad de la lesión y los tratamientos elegidos para la recuperación del paciente.

¿Qué es la tendinitis rotuliana?

La tendinitis rotuliana es la inflamación del ligamento que une la rótula con la tibia. El tendón rotuliano es el implicado en el movimiento de extensión de rodilla para correr o dar una patada, pero también interfiere en la marcha normal.

Como sucede con todas las tendinitis, hay casos más o menos severos, y puede llegar a aparecer rotura parcial o total del tendón en las inflamaciones más importantes y en los casos en los que no se aplica un correcto tratamiento a tiempo.

En caso de rotura total, se necesita cirugía, por lo que es mejor actuar cuanto antes, acortando de paso el tiempo de recuperación de la tendinitis rotuliana.

Causas y síntomas de la tendinitis rotuliana

Cuando los profesionales se centran en la mejora del rendimiento deportivo, tienen muy presente la prevención de lesiones como esta. No sucede lo mismo con los deportistas aficionados y con la gente de a pie, pues no hay que olvidar que hablamos de lesiones que pueden aparecer por el uso continuado o por enfermedades crónicas y afectar incluso a personas con vida sedentaria y peso correcto.

Las causas más habituales de tendinitis rotuliana son las siguientes:

  • Uso excesivo y repetido, al que se le pueden sumar malas posturas al ejecutar un movimiento y el exceso de peso. Los movimientos que supongan ponernos de pie estando antes sentados o en cuclillas implican al tendón rotuliano, que se resiente si debe cargar mucho peso, propio o ajeno (algunos trabajos aumentan el riesgo de sufrir esta lesión).
  • Exceso de tensión muscular. Por estrés, espasticidad o sobreentrenamiento, sobre todo cuando los músculos tensos son los cuádriceps o los isquiotibiales. Una contractura en estos músculos que no remita en un tiempo razonable podría ser la causante de un problema de tendinitis rotuliana.
  • Cualquier enfermedad crónica que afecte a las articulaciones aumenta el riesgo de sufrir tendinitis rotuliana, en especial las enfermedades reumatoides que cursan ya de por sí con procesos inflamatorios.

El tratamiento de la tendinitis rotuliana ha de tener en cuenta cuál ha sido la causa de la misma, pues quienes sufren de enfermedades reumatoides necesitan de una serie de ejercicios mucho más suaves. Sin embargo, unos y otros pueden acelerar el proceso de cura de una tendinitis rotuliana con tratamientos como la oxigenoterapia hiperbárica.

¿Cuál es el tiempo de recuperación de la tendinitis rotuliana?

La tendinitis rotuliana tiene cura, pero el tiempo necesario para recuperarse depende del nivel de afectación del tendón y, sobre todo, de cuándo comienzas el tratamiento.

En muchos casos, un ligero dolor en la zona que aparece con ciertos movimientos nada más nos avisa de una leve tendinitis. Si lo dejas pasar y no realizas reposo relativo con el resto de tratamientos, el problema irá a más.

También pueden aparecer serias complicaciones en pacientes que deciden tratarse con infiltraciones de corticoides. No es que no sean aconsejables para casos concretos, aunque siempre que el paciente sea consciente de que ese tratamiento aumenta el riesgo de rotura del ligamento si no cumple con el reposo prescrito.

Sabemos que deseas un valor temporal, pero hay tendinitis rotulianas que se resuelven en una semana y no repiten, mientras que otras precisan de meses y de una terapia con ejercicios de rehabilitación o, incluso, cirugía.

¿Qué tratamientos te pueden ayudar con la tendinitis rotuliana?

Reposo y antiinflamatorios

Es el primer método de abordaje. Reposo, frío local durante los dos primeros días y algún AINE.

Si la tendinitis es leve y tienes suerte, puede ser suficiente y hablaríamos de esos casos que se curan en 7 o 10 días.

Ejercicios de rehabilitación y fortalecimiento

Cuando la tendinitis no se cura de manera rápida, el propio reposo forzado por el dolor hace necesario que recuperes masa muscular más adelante, a la vez que refuerzas las articulaciones con estiramientos.

Estos ejercicios deben estar supervisados siempre por un fisioterapeuta profesional, que te marque los niveles de intensidad a medida que vas mejorando. Ir demasiado rápido sería contraproducente y peligroso.

Sesiones de cámara hiperbárica

Las sesiones de oxigenoterapia con cámara hiperbárica aumentan la velocidad de regeneración de los tejidos y contribuyen a disminuir el dolor sin necesidad de fármacos. Tienen la ventaja de poder aplicarse a personas de cualquier edad y condición física, pues se deben llevar a cabo con supervisión médica.

Los mismos médicos que controlan el proceso saben cuándo se encuentran ante casos en los que es mejor esperar un tiempo para comenzar con las sesiones o no conviene rebasar ciertos valores de presión en la cámara.

Infiltraciones de corticoides

Las infiltraciones de corticoides contribuyen a paliar el dolor agudo y rebajan la inflamación de manera rápida, pero debilitan los tejidos y aumentan el riesgo de rotura. Por ello, recomendamos que sea un médico quien paute este tratamiento por iniciativa propia y no por insistencia del paciente. En caso de haberte sometido a una infiltración, las sesiones en cámara hiperbárica ayudan a compensar en parte los efectos adversos de los corticoides en la articulación tratada.

Cirugía

Para los casos de rotura total del ligamento rotuliano. Cuando el desgarro es parcial, se intenta evitar la cirugía, al menos hasta ver si la rehabilitación y las otras terapias consiguen que la pierna del paciente vuelva a ser funcional.

La tendinitis rotuliana precisa de un tiempo de recuperación variable. En algunos casos hablaremos de días, aunque lo habitual es que se necesiten algunos meses, y eso suponiendo que no aparezcan complicaciones como el desgarro total del tendón.

Buena parte del tiempo necesario para recuperarse por completo depende de cómo procede el paciente ante los primeros síntomas y de la adherencia a los tratamientos conservadores.

Las sesiones en cámara hiperbárica aceleran los procesos de regeneración y mejoran la sensación dolorosa frente al ejercicio de rehabilitación.


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Artículos relacionados

Chica tocándose la pierna por dolor
Tratamiento y recuperación de una Rotura Fibrilar
Pie de chica con fascitis plantar
Tratamiento para la fascitis plantar: síntomas y soluciones
Persona haciendo submarinismo
Cámara hiperbárica para la descompresión en el buceo
deportistas
Mejora del Rendimiento Deportivo y la Recuperación

Cámara Hiperbárica Madrid

¿Qué patologías trata? ¿Qué beneficios obtengo? ¿Está indicado para mi caso?

Contáctanos sin compromiso para informarte sobre tus dudas concretas. Un médico especializado estudiará tu caso médico para planificar un tratamiento que te permita mejorar tu calidad de vida.